El ganador del premio internacional se definirá en diciembre.

San Francisco de Alfarcito de Jujuy, Caviahue-Copahue de Neuquén y Trevelin de Chubut representarán a la Argentina ante la Organización Mundial del Turismo. Los tres pueblos competirán para ser reconocidos como el más lindo del mundo. La elección la realizó el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación.

Este premio tiene como principal objetivo “identificar lugares del mundo que adopten enfoques transformadores a partir de políticas vinculadas al cuidado del ambiente, la participación e integración de la comunidad y el desarrollo económico y productivo”.

Sin embargo, no puede presentarse cualquier pueblo: este debe tener menos de 15 mil habitantes y estar situado en un paraje natural con características distinguidas. En principio, Argentina tenía once que cumplían con estos requisitos. Finalmente, quedaron estos tres, entre ellos la pintoresca localidad jujeña.

San Francisco de Alfarcito debe su nombre a que históricamente se practicó el cultivo de la alfalfa. Actualmente, los pobladores trabajan la tierra sembrando habas, maíz y variedades de papas, que es base de muchas ancestrales, criando también ovejas y llamas.