Se encuentra temporalmente a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje de Alberto Fernández a Rusia y China, entre otros.

El presidente de la Argentina, Alberto Fernández, ya se encuentra de gira por el exterior luego de haber acordado reuniones de trabajo con los representantes de dos de las más importantes economías mundiales: China y Rusia, y de haber arribado recientemente a un principio de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La particularidad está no solo en que Cristina Fernández de Kirchner volverá a estar a cargo del Ejecutivo Nacional sino que además la recorrida presidencial se da apenas horas después de que Máximo Kirchner renunciara sorpresivamente a la presidencia del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados de la Nación, en desacuerdo con la negociación final con el Fondo Monetario.

Y si bien no hubo al momento declaraciones importantes que señalen los pasos que seguirán los aliados al ahora ex jefe de bloque, se especula en que se mantendrán dentro del mismo (tal como lo manifestó en su carta el hijo de Cristina) e intentarán modificar algunas de las cláusulas del acuerdo desde sus bancas.

Se espera que la vicepresidenta, de turno en el Ejecutivo, se pronuncie en las próximas horas sobre ese entendimiento con el FMI que deberá necesariamente pasar por el Congreso Nacional y ser aprobado por ambas cámaras. Recordemos su función como presidenta del Honorable Senado Nacional.

Por el momento la actitud de pasividad de Cristina Fernández contiene los ánimos de enfrentamientos del kirchnerismo más duro con el equipo económico del presidente, encabezado por Martín Guzmán.