La low-cost estrenó la nueva ruta Buenos Aires Ushuaia el sábado, con una ocupación del 100% en los dos vuelos inaugurales. La aeronave que se suma tendrá capacidad para 189 pasajeros.

Flybondi comenzó a volar a Tierra del Fuego desde Buenos Aires y amplía su flota, con la llegada de un quinto avión, un Boeing 737-800 NG con matrícula LV-KCD, con 189 asientos de única clase. De esta manera, la low-cost vuelve a tener la misma capacidad operativa con la que contaba antes de la pandemia.

El vuelo inaugural de la ruta Buenos Aires-Ushuaia tuvo lugar el sábado. Despegó a las 14.55 horas del Aeropuerto Internacional de Ezeiza rumbo al Aeropuerto Internacional de Ushuaia Malvinas Argentinas y aterrizó a las 18.35 en la ciudad austral. 

Por su parte, el primer trayecto desde Tierra del Fuego hacia Buenos Aires también se realizó ese mismo día. Salió a las 19.20 horas y llegó a Ezeiza a las 22.50. 

Desde la aérea, informaron que ambos vuelos tuvieron una ocupación de casi el 100%, en una temporada turística en la que el destino se proyecta como uno de los más elegidos por los pasajeros.

La operación con la ciudad más austral del mundo tendrá una frecuencia de tres vuelos semanales. “La ruta, que tiene una alta demanda en esta época del año, permitirá conectar no solo a los pasajeros locales, sino también a los internacionales, que pueden llegar a la Argentina con los vuelos que opera la compañía a Brasil y Uruguay”, explicaron desde la compañía.

En tanto, el avión que acaba de incorporar Flybondi -fabricado por The Boeing Company, en Seattle, los Estados Unidos de Norteamérica- voló en el continente africano hasta 2014 cuando se incorporó a la aerolínea Jeju, una de las principales aerolíneas de bajo costo de Corea del Sur, operando vuelos domésticos e internacionales en la región asiática. Jeju lo devolvió a mediados de 2020. Se espera el arribo de la sexta aeronave, con iguales prestaciones, para febrero.

La inauguración de esta ruta y la llegada del quinto avisón se enmarcan en el ‘Plan 2X’ que presentó la aerolínea en diciembre, con el que busca duplicar la cantidad de pasajeros, a través del incremento de su oferta de destinos nacionales e internacionales y su flota. Para ello, invertirá u$s 42 millones.

Queremos seguir conectando el país y confiamos que con nuestro ‘Plan 2X’ vamos a lograrlo. Agradecemos a las autoridades de Turismo de Tierra del fuego y a su gobernador por el apoyo”, afirmó Mauricio Sana, CEO de Flybondi.

Llegar al destino n° 14 y en el fin de semana recibir nuestro quinto avión son dos grandes hitos para este 2022, que comenzó con muy buenas noticias”, consideró el directivo.

Tras el cierre de El Palomar en 2020Flybondi opera desde Aeroparque y EzeizaEn diciembre, sus vuelos tuvieron una ocupación del 91% y durante 2021 transportó a 902.299 personas, con una cuota de mercado nacional del 15%.

Viajaron con esta compañía más de 3,7 millones de pasajeros, desde que la empresa inició actividades en la Argentina en 2018. El 20% son personas que vuelan en avión por primera vez en su vida. La empresa cuenta con más de 575 empleados en todo el país y es la única low-cost con operaciones con Brasil y Uruguay, con conexiones con Florianópolis, Río de Janeiro, San Pablo y Punta del Este.

Pese al cambio de reglas que sorpresivamente decretó el Gobierno a fin de año para las low-cost, La nueva ola de ya empezó a afectar anunció que la compañía arrancó 2022 retomando estos vuelos internacionales. Después de más de un año y medio sin volar internacionalmente regresamos con muy buenos niveles de ocupación. Eso demuestra la recuperación que está atravesando el sector”, sostuvo Sana.

No obstante, el avance de la variante Ómicron -que ya afecta al mercado aéreo con cancelaciones y reprogramaciones por el alto nivel de contagios entre el personal aeroportuario- hizo que Flybondi advirtiera sobre posibles cambios en su programación.

Precisamente, hace una semana -el mismo día que Aerolíneas Argentinas suspendió siete vuelos por contagios entre su personal-, la low-cost anunció que firmó acuerdos con otros operadores para mitigar el impacto que tendría una eventual reprogramación o cancelación de servicios por el mismo motivo.

“Así como ocurre en aerolíneas del país y de todo el mundo, la nueva ola de contagios y el crecimiento exponencial de los últimos días en la Argentina tuvo un impacto negativo en nuestra capacidad operativa, lo que podría llegar a afectar a algunos vuelos domésticos con reprogramaciones o cancelaciones para los próximos días”, reconoció la empresa en un comunicado que difundió.