Martín Pietruszka, jefe de redacción de TN, apunta que a medida que aparecen nuevas plataformas también se generan fuentes de ingresos. De todos modos, aún domina la pauta tradicional. Sobre los contenidos, destaca que siguen siendo importantes la calidad, la innovación y, sobre todo, el abordaje riguroso.

La transformación digital es el cambio que más está afectando los negocios en los últimos años. Es casi un mantra transversal a cualquier tipo de industria, incluida la de los medios de comunicación y, entre estos, la televisión. Los contenidos, la forma de comunicarlos, los canales y hasta los modelos de negocios se van diversificando: “A mayor cantidad de plataformas, van apareciendo nuevas maneras de generar negocios e ingresos”, comenta Martín Pietruszka, jefe de redacción de Todo Noticias, en diálogo con El Cronista.

Pietruszka apunta que el ingreso principal de la televisión sigue siendo hoy la pauta tradicional. Y que ello es aún más visible en los canales de noticias porque hay menores posibilidades de hacer PNT (publicidad no tradicional) u otro tipo de acciones que sí son más comunes en canales de aire y que brindan altos réditos.

Otras fuentes de ingresos son los contenidos patrocinados, que crecen exponencialmente. “Las plataformas te ofrecen muchas más posibilidades, pero el secreto siempre es la calidad del contenido, más allá de si es patrocinado o no”, señala el jefe de redacción de Todo Noticias.

Y remarca que los contenidos deben contar con calidad y buena producción y deben ser orgánicos, rigurosos e innovadores.

Tenemos la ventaja que no sólo hay nuevas plataformas, sino que las audiencias tienen intereses cada vez más amplios: medio ambiente, finanzas, tecnología, running, gaming. Todas esas son opciones para pensar, desarrollar y producir contenido”, se entusiasma.

Respecto al rating, según Pietruszka, los contenidos que hacen que se dispare, suelen ser lo que están bien pensados, producidos, y presentados. “Si hay planificación, producción, innovación, despliegue y una buena historia, seguro que el contenido va a medir bien”, resume.

Y añade: “Una mala historia bien contada puede ser una gran historia. Y una buena historia mal contada seguramente no sea una historia… Los contenidos que movilizan a la gente por alguna razón son los que mayor impacto tienen y eso se traduce en las mediciones”.

En cuanto, al consumo de televisión, el jefe de redacción de TN apunta que el mismo venía cayendo desde 2017, pero que con la pandemia volvió a aumentar e incluso superó al mobile (celular) porque la gente estaba encerrada, y quería entender lo que pasaba. En Argentina, menciona, se consumió casi un 35% más de noticias durante 2020 que en tiempos de pre pandemia.

Pero que haya habido un aumento no quiere decir que sea la primera opción de la mayoría para informarse, sobre todo para el público más joven. “Hoy el televidente de un canal de noticias tiene mayoritariamente más de 45 o 50 años. Pero pese a eso sigue siendo uno de los dispositivos más potentes y con mayor impacto“, remarca Pietruszka.

Ese impacto, de todos modos, se da con cambios importantes: “La gente se informa antes de llegar a la televisión. Lo hace de varias maneras y tiene cada vez más opciones para hacerlo. Hablo de redes 

sociales, medios online, youtube, newsletters, podcasts o cualquier otro canal. Y cuando llega a la televisión, ya conoce el hecho“.

El gran desafío hoy, plantea, está en “ofrecer algo diferente a la audiencia, un valor agregado”. Y concluye: “Posiblemente no tengamos que contarle la noticia, sino que tenemos que contársela de otra manera, con nuestro estilo, innovación, nuevas narrativas, tecnología”.