Lo adelantó el presidente de Diputados Sergio Massa. Va en sintonía al anuncio del plan “A Construir” del lunes. El ministro “Wado” de Pedro recibió a cúpula de la CGT para adelantarles la iniciativa.

Después de que el Frente de Todos no consiguiera el quórum para realizar la primera sesión en tres meses en época de campaña, y presencial en el último año y medio de pandemia, el presidente de Diputados, Sergio Massa, redobló la apuesta: anunció que llegará al Congreso el proyecto de ley para convertir los planes sociales “en trabajo genuino”.

Mañana ingresaremos la ley que convierte los planes sociales en trabajo genuino. Con metas, capacitaciones y herramientas de promoción para salir de la emergencia del plan y construir un puente hacia el trabajo para casi un millón de argentinos y argentinas”, publicó el tigrense el miércoles en su cuenta de Twitter, aunque no incluyó los detalles del proyecto.

No obstante, el anuncio del titular de la Cámara baja viene en sintonía con el programa “A Construir”, presentado por Alberto Fernández el lunes, como parte de la batería de anuncios oficiales tras la derrota electoral. Luego de medidas para los sectores agroindustrial, automotriz y de servicios con la eliminación de retenciones a la exportación, el Presidente reveló este plan por el cual las empresas de obra pública contratarán trabajadores de planes sociales.

Para una primera etapa de implementación, que comprende el último trimestre de este año y el primero del 2022, el Ministerio de Obras Públicas propone la incorporación al programa de 124 obras, que representan una inversión total de $21.761 millones y, según el cálculo oficial, generarán 5792 empleos directos con perspectiva de género y 3141 indirectos.

Por fuera del anuncio oficial, aún antes de las PASO, Massa ya había anticipado su idea de transformar los planes sociales en trabajo durante una recorrida por una pyme de Pilar en julio. “El plan social es la emergencia, lo permanente y digno es el trabajo. Tenemos que hacerlo por ley, para obligar al Estado a recorrer ese camino”, había sentenciado en ese momento el líder del Frente Renovador.

En esa línea, en la Casa Rosada juran que ese camino ya había sido decidido antes de la irrupción del coronavirus pero que la emergencia sanitaria obligó al Ejecutivo “a reordenar sus prioridades”.

Hubo un primer paso en agosto con los trabajadores rurales temporarios, con una resolución conjunta de los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social apuntado a titulares de planes y programas sociales, como Potenciar Trabajo y Tarjeta Alimentar, que podían ser contratados en las actividades rurales temporales sin perder sus asignaciones. Alcanzó a un total de 250 mil, según estimaciones oficiales.

En el paso de la cúpula de la CGT  por la Casa Rosada, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, recibió en su despacho a Andrés Rodríguez y Gerardo Martínez. Al análisis de la situación general de la economía, de los sectores de la producción y el trabajo; se llevó parte de la charla el proyecto que impulsa el Gobierno para transformar los planes sociales en empleo.

“La cultura del trabajo debe construirse a través del dialogo entre todos los sectores y creando las condiciones necesarias para poder transformar los subsidios, los planes y el permanente acompañamiento del Estado en políticas públicas que generen empleo de calidad”, resaltó el funcionario.

En esa línea, De Pedro reconoció que el proyecto de reconversión de los planes “era una demanda genuina que venía escuchando en cada recorrida, en cada contacto con la gente”.

Luego de ver a la cúpula cegetista, el ministro de Trabajo Claudio Moroni auguró que la Argentina va a “recuperar el empleo perdido”, tendrá “una excelente temporada turística” y seguirá adelante con el “proyecto de desarrollo”, al destacar el incremento de la actividad en sectores como el de servicios, luego de atravesar un “contexto de pandemia y dos años de recesión”.