La ahora ex ministra de educación provincial tiene un nuevo cargo político creado por el gobernador.

Durante los días pasados se anunció la salida de la cartera de educación provincial de Isolda Calsina, quien llevaba en el puesto más de 6 años, encontrándose allí desde los comienzos de la gestión de Gerardo Morales en la gobernación. La reemplazará maría Teresa Bovi.

La sorpresiva medida gubernamental parece estar en sintonía con la necesidad de oxigenar un gobierno que día a día pierde legitimidad social y tiene entre sus principales focos de conflictos los sectores de la educación y la salud.

Sin embargo, Isolda Calsina, dirigente política con larga trayectoria ya consiguió un nuevo cargo que le permitirá mantener su rango y remuneración actual. El gobernador Morales creó para ella el Programa de Mejora del Acceso y la Calidad Educativa (Promesa).

Con su pase, Calsina manejará nada menos que un crédito de 307 millones de dólares que la provincia recibió a través del Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para construir 258 establecimientos educativos en los próximos años.

Habrá que esperar el paso del tiempo para ver si se trata de otra gran promesa de gobierno que no llega a cumplir su fin o si bien logra Isolda Calsina la ejecución de una política tan anunciada como necesaria para la comunidad educativa.