La lista que encabeza el senador nacional para disputar el PJ no podrá competir en las internas.

Luego del escándalo que se sucedió al interior del peronismo por la presentación de avales “firmados por compañeros fallecidos” por parte de la lista “Peronismo para Todos”, todo se encamina para que la renovación de autoridades del partido justicialista se lleve adelante con la conformación de un solo frente.

Fue tal el desmadejo de los apoderados designados por Snopek y compañía que uno de los principales integrantes de la lista, el actual diputado nacional Julio Ferreyra, decidió retirarse del armado incluso antes de la decisión judicial sobre la legitimidad de la misma.

Otros tantos dirigente que hasta el día de ayer resonaban el teléfono del presidente del partido, Ruben Rivarola, amenazaron con seguir los pasos de Ferreyra y se debatían hasta última hora de la noche la mejor estrategia que les permita un acercamiento lo más acordado posible a la lista que lleva entre otros al ex gobernador Eduardo Fellner, como congresal nacional.

Así las cosas y a medida que la lista perdía cada vez más adherentes, algunos otros dirigentes, como los diputados Alejandro Snopek y Emanuel Palmieri decidieron intentar una insólita defensa de la lista que tiene además de firmas de personas fallecidas, otras tantas con el autógrafo del propio Florencio Randazzo, ex ministro del interior de la Nación.

Si bien resta esperar la resolución final de la justicia, todo indicaría que en los próximos días se oficializaría una sola lista para el PJ y quedaría el camino allanado para su consagración como “ganadora”. Otra vez fracasará el intento de Snopek que buscó, una vez más sin éxito, el acompañamiento de dirigentes como Carolina Moises o la propia Leila Chaer, actual candidata a diputada nacional.