Las movilizaciones se replican a diario en la capital provincial y en el interior.

A diario se suceden en la ciudad de San Salvador de Jujuy y en las más grandes del interior provincial, tales como Perico, San Pedro o Libertador General San Martín, masivas protestas sociales que tienen foco en la gestión económica y social del gobierno de Gerardo Morales y sus funcionarios.

El centro de la capital provincial se torna por momentos intransitable ante los cortes de calles y movilizaciones o caminatas que diversas organizaciones de la sociedad civil y vecinos auto-convocados realizan a diario para exponer sus reclamos.

Es que la situación financiera en Jujuy golpea fuere sobre todo a las clases más bajas y a los comerciantes. El malestar se acrecienta al ver que la prioridad del gobernador pasa por los más grandes emprendimientos, como el cannabis, que está nada menos que en manos de uno de sus hijos y genera al momento muy poco “derrame” hacia los más vulnerables.

Pese al aumento comprobado del malestar social, el descontento no logra ser capitalizado por ningún sector político, al menos no los tradicionales. Muestra de ello, la gran elección que recientemente hizo la izquierda principalmente en la ciudad comandada por el “Chuli” Jorge.