Los números son categóricos. Boca lleva 10 partidos sin conocer la victoria, con el agravante que el funcionamiento del equipo es cada vez más dramático. Sin la Libertadoresentre las posibilidades y alejado de la cima del campeonato local, la Copa Argentina es la mayor obsesión del semestre.

Parece poco para la grandeza de la institución, y por eso se habla muchísimo del presente o del futuro. ¿Qué pasará con Miguel Ángel Russo? Habrá una reunión en las próximas horas: Jorge Amor Ameal pretende que continúe, no así Juan Román Riquelme; los ayudantes del cuerpo técnico de “Miguelito” le sugirieron que dé un paso al costado, pero el DT no acata órdenas y tiene fuerzas para seguir.

En ese contexto plagado de diferencias, se impondría la idea del vicepresidente. Tal es así que Riquelme tiene al nombre del sucesor de Russo: Sebastián Battaglia, entrenador de la Reserva.

Justamente el ex mediocampista central dirigió los dos partidos que el plantel profesional no pudo decir presente por quedar aislado después del escándalo en Brasil. Si bien sacó un punto sobre seis posibles (empató con Banfield y perdió con San Lorenzo), el funcionamiento del equipo contra el “Taladro” fue muy favorable.