La inflación núcleo mostró una fuerte caída del 4,6% el mes pasado al 3,5%. Esta vez los precios regulados con 3,8% fueron los que más subieron.

La inflación del mes de mayo fue del 3,3%, ocho décimas menor que la del mes de abril, informó este miércoles el Indec. De esta forma, no solo continuó en baja como había adelantado el ministro Guzmán , sino que cedió a su nivel más bajo desde noviembre del año pasado.

A diferencia de los meses anteriores, esta vez los precios regulados lideraron al suba al impactar en forma conjunta los aumentos en telecomunicaciones, combustibles, luz y gas. Estos subieron 3,8%. En cambio, los estacionales se desaceleraron al 1,5% mensual. En tanto, la inflación núcleo marcó 3,5% tras caer once décimas respecto de abril y volvió a quedar por encima de la inflación núcleo.

Lo más destacable de esta desaceleración es que el capítulo de Alimentos y Bebidas no alcohólicas se desaceleró a 3,1%, sensiblemente por debajo del 3,8% proyectado por los privados. Esta desaceleración se observó en todos los componentes a excepción de las verduras que subieron por encima del nivel de abril.  Con esta suba acumularon 22,3% de aumento en los primeros cinco meses del año.

En cambio, Transporte -que ya veía de subir 5,7% el mes previo- lideró la suba del mes de mayo con un aumento del 6% y quedó en segundo lugar si se contemplan la suba de los primeros cinco meses de 2021 al avanzar 27,9%, solo detrás de Educación que aumentó 35,6%. 

Los otros capítulos que siguieron acelerándose fueron Salud, cuyos precios se incrementaron once décimas hasta el 4,8% mensual por aumentos autorizados en prepagas y subas de medicamentos. También aceleraron Recreación y cultura a 3,1% mensual (vs. 1,5% abril) y Comunicaciones, en menor medida, hasta 1,0% mensual (vs. 0,5% en abril).  

En cambio, en el resto de los capítulos se observó una desaceleración como por ejemplo Prendas de vestir y calzado que aumentó 2,1% mensual luego de subir 6% en abril, o Bebidas alcohólicas y tabaco que subió 1,6% mensual, dos puntos menos que el mes previo.

También redujeron su tasa de aumento Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (2,0% mensual vs. 3,5% mensual en abril), división que tuvo subas en servicios de electricidad y agua; y Equipamiento y mantenimiento del hogar (2,4% mensual vs. 4,3% mensual en abril).

Así y todo, si se tiene en cuenta que en mayo del año pasado el IPC había aumentado 1,5%, este mes lo que se observa es una aceleración que se traduce en una inflación acumulada en los últimos doce meses del 48,8%, que es la más alta desde febrero del año pasado, cuando había anotado 50,4%.

Desde la consultora C&T que había estimado 3,3% de inflación para mayo, el economista Camilo Tiscornia adelantó que para el mes de junio, a la luz del ritmo de aumentos observado en las primeras dos semanas, proyectan que el IPC marque un aumento del 3% y se siga desacelerando. Con esa suba la inflación interanual del mes próximo llegaría al 50%.