Durante el fin de semana se levantaron actas de infracción y se recibieron una gran cantidad de denuncias anónimas.

El pasado fin de semana se vivió en gran parte de la provincia de Jujuy un clima muy similar al de aquellos momentos en que casi no existían contagios ni fallecimientos por coronavirus.

La irresponsabilidad social, la imprudencia y la falta de conciencia fueron tendencia principalmente los días viernes y sábados, no solo en la ciudad de San Salvador de Jujuy sino en las principales localidades del interior provincial, como en San Pedro, Libertador General San Martín y Perico.

Muchos jujeños irresponsables aprovecharon la falta de control policial y la distracción gubernamental para realizar fiestas y encuentros clandestinos donde no solo no se respetaron las medidas básicas de salubridad sino que además se evidenciaron comportamientos inadecuados por excesos de alcohol y otras sustancias.

Las denuncias anónimas se multiplicaron en varias de las ciudades jujeñas. Cansados de la inactividad de las autoridades de control, miles de vecinos decidieron compartir imágenes en las redes sociales, lugar preferido a la hora de exponer estas peligrosas conductas.

Y es que la provincia evidencia un notable aumento en los casos de contagios por Covid-19. Solo en los últimos tras días se contabilizaron más de 500 nuevos enfermos por este virus.

Preocupa, sin embargo, el excesivo relajamiento del gobierno en este contexto. Gerardo Morales y sus funcionarios continúan poniendo el foco en llegar a las adelantadas elecciones legislativas de finales de junio, aún en medio de un difícil escenario sanitario.