La reforma de Ganancias permitirá que en algunos casos los trabajadores se ahorren hasta un 11% de sus sueldos cada mes. El Estado transferirá de manera directa más de 47 mil millones de pesos al bolsillo de los trabajadores y jubilados.

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP),Mercedes Marcó del Pont, adelantó este lunes en diálogo con Radio 10 que hoy mismo se estará firmando la reglamentación de la ley que modificó el Impuesto a las Ganancias de modo de que la mejora en los salarios de los trabajadores ya se sienta con el sueldo de junio.

La iniciativa impulsada por el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, elevó el mínimo no imponible a 150 mil pesos de salario bruto y permitió que más de 1,2 millones de trabajadores y jubilados dejen de tributar este año.

El impacto de la medida que contó con el decidido de todo el oficialismo y de la mayor parte del arco político implica una transferencia directa al bolsillo de los trabajadores y jubilados de más de 47 mil millones de pesos que se prevé ayudarán a dinamizar la economía al trasladarse casi de inmediato al consumo.

Hasta esta modificación los trabajadores en relación de dependencia solteros sin hijos menores pagaban el Impuesto a las Ganancias partir de un sueldo neto mensual de 74.810 pesos, mientras que los casados con dos hijos menores lo pagaban a partir de 98.963 pesos netos.

En tanto, los jubilados y pensionados tributaban Ganancias si cobran más de 6 haberes mínimos (hoy 114.210 pesos), valor que se ajusta en marzo, junio, septiembre y diciembre.

Así, un trabajador soltero sin hijos que gana 90 mil pesos netos (unos 108.500 pesos brutos) y que estaba pagando este año unos 1.500 pesos mensuales en concepto de Ganancias, ahora se los ahorrará.

Si gana 110 mil pesos netos la retención por Ganancias superaba los 5.500 pesos que ahora también se ahorrará cada mes.

Para el caso de los trabajadores sin hijos con ingresos por 130 mil pesos el ahorro mensual llega a los 11 mil pesos.

En tanto para aquellos que tienen una remuneración bruta de 150 mil se ahorrarán 17 mil pesos mensuales. Esto implica una suerte de aumento salarial del 11,3%

En el caso de los casados con dos hijos menores, con un sueldo neto de 110 mil (unos 132.500 pesos brutos), el descuento de Ganancias es de casi mil pesos por mes que dejará de tributar.

Los trabajadores con dos hijos con sueldo de bolsillo de 130 mil pesos se ahorrarán 5 mil pesos por mes mientras que aquellos que perciben un salario de 150 mil pesos ahora se ahorrarán 10 mil pesos cada mes.

Macró del Pont destacó hoy además que de ahora en más sólo “uno de cada diez trabajadores” pagará este impuesto, y en razón de su efecto retroactivo, se va a “devolver en cinco cuotas” lo descontado desde enero pasado.

El grupo de asalariados formales con remuneraciones de entre $150.000 y $173.000 brutos experimentará también una significativa reducción en su carga tributaria, a la vez que se excluyó al gravamen del cálculo para el pago del aguinaldo.