El gobernador decidió hacer las elecciones pese a que Jujuy atraviesa un complicado panorama sanitario.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, mantiene su plan de realizar las elecciones legislativas a fin de mes, pese a que en la provincia se observa un importante incremento del número de personas contagiadas por coronavirus y el deceso de algunas de ellas.

Ante el complicado panorama sanitario local, miembros de la oposición y hasta funcionarios del gobierno nacional intentaron, sin éxito, convencer a Morales de modificar el calendario electoral y retrasarlo de manera de realizar las elecciones en la misma fecha en que serán los comicios nacionales (septiembre y noviembre).

Lo curioso es que el gobernador ni siquiera cedió cuando quienes le sugirieron no obligar a los jujeños a concurrir a las urnas en estos tiempos fueron los propios médicos, colegas del candidato estrella de la UCR, el doctor Gutiérrez quien se encuentra en plena campaña, recorriendo la provincia.

La mayor preocupación está en la ocupación de las camas de terapia. Desde los principales centros sanitarios de la provincia advierten por estos días que la situación es caótica y los contagiados que acceden al sistema de salud son muchos más que los informados a diario. Esto, sin contar quienes se aíslan voluntariamente en sus casas.

Hasta el momento no hay cambios. Todos los jujeños deberán salir de sus casas y amontonarse en las mesas de votación para cumplir el capricho de Morales, dejando librada su suerte a la buena fortuna para no contagiarse.