Ningún frente electoral será encabezado por una mujer.

Los partido políticos de la provincia de Jujuy presentaron el pasado 12 de mayo las listas de candidatos que lucharán por un lugar en la próxima conformación de la legislatura local.

Una noticia ampliamente celebrada fue la vigencia de la paridad de géneros en el ámbito de la política. Los diferentes frentes debieron intercalar entre hombres y mujeres en los nombres elegidos.

Sin embargo, la paridad no fue suficiente para que una de ellas pudiera encabezar alguna de las listas. Absolutamente todos los frentes electorales serán encabezados por hombres, relegando al segundo y obligatorio lugar a una mujer. Sigue un hombre, una mujer y así hasta el final.

Se esperaba que fuera el partido de la izquierda uno de los que apostara por el encabezado femenino. Allí se nombraba a Natalia Morales que irá finalmente detrás de Alejandro Vilca. Tampoco Carolina Moisés puso en lo más alto a una de sus compañeras pese a que en sus redes hizo mención una y otra vez a la fuerza de las mujeres que la acompañaban en la confección del armado.

Habrá que esperar para que una persona de sexo femenino sea la primera en una lista de la política. El próximo armado será el de candidaturas para las elecciones de diputados y diputadas nacionales.