El empresario y diputado aprovechó la presidencia partidaria para acomodar a su gente y relegar a la militancia.

El cierre de lista de los candidatos a legisladores provinciales del Partido Justicialista dejó en evidencia la maniobra de su presidente Rubén Rivarola y su socio e intendente de Monterrico, Nilson Ortega para acomodar a toda la tropa de familiares y allegados y relegar la militancia a los últimos lugares.

Solo entre los primeros 7 lugares de la lista del Frente de Todos – PJ figuran en primer lugar Pedro Belizán, seguido de Patria Armella (contratada hace largo tiempo por Rivarola), Juan Jenefes (hijo de Guillermo y de desconocida tarea política), Valeria Gómez, Juan Ortega, Daniela Vélez y Alfredo Gerry.

Quizás el más sorprendente caso sea el de Valeria Gómez. Se trata de una mujer oriunda de la ciudad de Palpalá y por quienes los periodistas jujeños gastaban en la noche de ayer datos de sus celulares tratando de googlear de quién se trataba. Se indicaba luego que se trata nada menos que de la esposa de Hugo Sosa, concejal palpaleño.

La jugada de Rubén tuvo como único objetivo garantizar gobernabilidad a su hijo en la intendencia de la ciudad de Palpalá, garantizando acuerdos con sus concejales, pese al enorme costo partidario.

No menos llamativa resulta la inclusión en el top de la lista de Juan “Lalo” Ortega, el hijo del intendente de Monterrico y encargado del cierre junto con su ahora nuevo amigo y aliado Rubén. El joven, de militancia en los barrios de su ciudad, carece de total conocimiento en los municipios vecinos.

Daniela Vélez y Alfredo Gerry, en el sexto y séptimo lugar son nada menos que la nuera y el cuñado de Rubén Rivarola.

Será quizás este armado de cercanía el que hizo que los jóvenes de la JP manifestaran fuertemente en las redes sociales su descontento con el armado del partido justicialista. No menos entonadas se encontraban horas después de la publicación de las listas las compañeras de la rama femenina quienes “celebraron” irónicamente a sus colegas de género incorporadas en la futura boleta.