La automotriz alemana dio un giro a su estrategia e invirtió 42.000 millones de dólares en el desarrollo de vehículos eléctricos, espera igualar a Tesla en la venta de autos de ese segmento en 2022. Volkswagen dejó atrás el escándalo de emisiones de diesel y reconvirtió su negocio.

La automotriz alemana dio un giro a su estrategia e invirtió 42.000 millones de dólares en el desarrollo de vehículos eléctricos, espera igualar a Tesla en la venta de autos de ese segmento en 2022. Volkswagen dejó atrás el escándalo de emisiones de diesel y reconvirtió su negocio.

Tesla sabe cómo revolucionar una industria. Fue capaz de demostrar que era posible la venta de vehículos eléctricos directo al consumidor e incluso se podía convertir en un negocio sostenible y con mucho futuro. Sin embargo esta vez, Volkswagen está dispuesto a dar batalla. Tras verse envuelto en un escándalo de emisiones de diesel en 2015, el mayor fabricante de automóviles de Europa ha invertido 42.000 millones de dólares en el desarrollo de vehículos eléctricos.

“Para ponerse al día con el desarrollo de eléctricos, después de años de estar enfocado en los motores a diesel, el fabricante alemán recurrió a una fórmula probada: una plataforma modular y flexible que le permitiera montar todo tipo de carrocerías, desde un hatchback hasta una van. En 2018,  Volkswagen presentó su plataforma eléctrica MEB, sobre la cual montaría las versiones de producción de su concepto de vehículos eléctricos ‘ID'”, señaló Expansión.

Pero Tesla no se trata solo de vehículos de baterías. La compañía se ha saltado la red tradicional de concesionarios de automóviles y la ha reemplazado por un canal de ventas directo al consumidor más moderno y económico. Medida que están replicando varias automotrices como Ford. Además, Tesla es el líder en redes de carga eléctrica y es muy fuerte en el desarrollo de software y baterías. Invierte muy poco en marketing, que sigue siendo un costo importante para los fabricantes tradicionales.

Volkswagen parece estar dispuesto a todo para desbancar a  Tesla. “En una conferencia virtual de mediados de marzo, anunció que construirá su propia red de fábricas de baterías, que contratará a 6,500 expertos en TI durante los próximos cinco años y que lanzará su propio sistema operativo. Volkswagen y BP también trabajarán juntos para instalar 18.000 nuevos cargadores ultrarrápidos en Europa. A los inversionistas parece gustarles el plan del grupo alemán. Tras anunciar los siguientes pasos de su plan de electrificación, a mediados de marzo, las acciones de Volkswagen cerraron la jornada bursátil con un incremento de 6.7%”, agregó la versión méxicana de Expansión.

El grupo Volkswagen, que posee Porsche, Audi, Skoda y Seat, vendió 231,600 vehículos eléctricos de batería en 2020. Eso es menos de la mitad de las ventas que realizó  Tesla, pero representa un aumento del 214% respecto al año anterior.