En la provincia de Jujuy habrán restricciones a la circulación pero las escuelas y los comercios seguirán abiertos.

En una semana política convulsionada por el enfrentamiento público entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, por el DNU presidencial que suspende las clases presenciales por 15 días, se conoció que en Jujuy continuará la presencialidad escolar.

La noticia fue confirmada por el gobernador Gerardo Morales y su ministra de educación. De esta manera la provincia de Jujuy se diferencia de lo que regirá en el AMBA y en muchas de las otras provincias del país, en donde se decidió acatar la paralización temporal de las clases en las aulas con el fin de evitar la continuidad de una alta circulación social y el aumento de contagios.

De esta manera, el radical Morales parece hacerle un guiño al jefe de gobierno porteño y su compañero del frente Cambiemos, Horacio Larreta quien mantendrá las escuelas abiertas desoyendo el decreto presidencial.

Sin embargo, y pese a que apenas pocos días atrás el gobernador jujeño indicó que nada cambiaría en la provincia, se conoció hace pocas horas la prohibición de circulación en toda la provincia entre las 2 y las 6 de la mañana con la única excepción del personal esencial.

Esto último es un pedido de las autoridades nacionales que ven en la nocturnidad el mayor foco de conflicto por los relajamientos de las medidas de cuidado personal.