El fin de semana de carnaval dejó en Jujuy mucho que hablar. Otra vez la doble vara en la condena.

Arranca la semana post feriado largo de carnaval y habrá mucho que analizar respecto de lo que dejaron los festejos. Las fiestas y juntadas carnavaleras no tuvieron todas el mismo desenlace.

Cientos de clausuras y miles de multas serán el balance quizás más recordado por estos días. En varios puntos de la provincia de Jujuy fueron intervenidas por las policía jujeña reuniones que no respetaban las condiciones mínimas de seguridad y que no contaban además con las debidas autorizaciones.

Lo cierto es también que no todos corrieron la misma suerte. Algunas otras masivas fiestas parecieron tener luz verde o al menos la complicidad de las fuerzas de seguridad. Fue el caso de la celebración de carnaval en Maimará en donde el propio vice gobernador fue de la partida en un espacio en donde parecían haberse dejado atrás las precauciones por el Covid-19.

Una vez más en la provincia de Jujuy rige la doble vara. Toda la ley recae sobre los más vulnerables mientras que las autoridades políticas parecen gozar de cierta protección gubernamental y hasta mediática.

Las redes sociales volvieron a ser protagonistas condenando estos hechos y mostrando toda la indignación de los usuarios al ver las imágenes de funcionarios de gobierno que, como Carlos Haquim, gozaron del carnaval en su máxima expresión.