Luego del anuncio de adelantamiento en la provincia vecina, las autoridades jujeñas evalúan un adelantamiento.

Se conoció que la vecina provincia de Salta adelantará las elecciones legislativas locales del presente año para el mes de julio. De esta manera los diputados y concejales salteños tendrán su jornada electoral cuatro meses antes que la elección de los legisladores nacionales prevista para el mes de octubre.

La confirmación de la noticia llegó desde el círculo íntimo político del propio gobernador salteño Gustavo Sáenz, y aseguran que no tiene el visto bueno por parte del gabiente nacional, quienes pretenden la unificación de las elecciones más aún en un clima que será marcado por la excepcionalidad de la situación sanitaria por la presencia del coronavirus.

Hace poco tiempo atrás, en una reunión con los gobernadores de las 23 provincia y de la CABA, el jefe de gabinete de la Nación, Santiago Cafiero advirtió a los mandatarios provinciales que cualquier adelantamiento previsto en sus territorios deberían considerar el 100% de financiamiento provincial. Nación advirtió que la prioridad de gastos pasa por la estabilidad económica y sanitaria del país.

En Jujuy si bien aún no hay certezas, la información hasta el momento extraoficial es que no habría adelantamiento por lo que la totalidad de cargos serán elegidos en el mes de octubre en igual fecha que la elección de mandatarios nacionales. El vicegobernador, Carlos Haquim, se mantiene en esta postura.

Hay sin embargo una corriente de asesores cercanos al gobernador Gerardo Morales que intentan convencer al mandatario de la conveniencia de realizar en los próximos meses la contienda electoral. Se apoyan en la progresiva baja de la imagen del gobernador que se acentúa mes a mes. Como contrapartida, conocen estos mismos voceros la dificultad financiera que ello implicaría para la gestión.