Las fuertes tormentas que se desataron durante el fin de semana en la provincia de Jujuy provocaron graves daños en muchas de las localidades norteñas.

Cortes de ruta nacionales y provinciales, familias y animales evacuados, graves destrozos en viviendas y comercios, fueron algunos de los serios incidentes que causó la intensa caída de lluvia los días sábado y domingo pasados.

Una de las ciudades más afectadas fue la norteña Maimará. Allí se dio un caso tan particular como sorpresivo: durante la madrugada del domingo, un hombre de 69 años debió subirse a un árbol y permanecer allí mientras la corriente de agua arrastraba a su alrededor barro, piedras y ramas a gran velocidad y con enorme potencia.

Finalmente, un grupo de vecinos se acercaron al lugar y pudieron asistir a esta persona que rápidamente fue trasladada al hospital de la localidad. Se supo finalmente que el hombre sufrió solo rasguños y lesiones leves.

Sin embargo, el final no fue del todo feliz. Pedro Julián, nombre con el que se identificó al hombre, perdió gran parte de su vivienda como consecuencia del temporal y hoy se encuentra solicitando asistencia para recuperar parte de lo dañado.