¿Quieres saber qué está queriendo decir tu perro cuando ladra? Una nueva compañía de Corea del Sur desarrolló un nuevo collar para perros que con la ayuda de inteligencia artificial permite detectar cinco emociones que tu mascota puede experimentar. Esto lo hace a través de sus ladridos, utilizando tecnología que trabaja con reconocimiento de voz. 

El collar Petpuls permite que aquellas personas que tengan como mascota a un perro o perra puedan saber cómo se sienten. Este nuevo dispositivo, por llamarlo de algún modo, puede detectar cinco emociones diferentes y así es capaz de explicar si tu mascota está feliz, relajada, ansiosa, enojada o triste.Por su parte, la persona puede acceder a esta información que brindan los ladridos de su perro procesados por la inteligencia artificial a través de una aplicación que se descarga en cualquier teléfono inteligente. Además, también sirve para controlar la actividad física del canino y sus tiempos de descanso.

Este dispositivo le da a un perro una voz para que los humanos lo puedan entender“, declaró Andrew Gil a la agencia de noticias Reuters. Andrew es el director de marketing global de Petpuls Lab. Para crear este particular collar la compañía juntó diferentes tipos de ladridos para analizar las emociones desde los perros. Este proceso inició en 2017 y desde entonces han desarrollado un algoritmo basado en una base de datos de más de 10.000 muestras de 50 razas de perros diferentes.

Muchas personas comenzaron a adoptar perros, pero desafortunadamente algunos de ellos los abandonaron a causa de la falta de comunicación“, declaró Gil a la agenia, haciendo referencia a la cantidad de perros que se adoptaron durante la pandemia. “Petpuls puede tener un rol importante e la pandemia… ayuda a los propietarios a entender cómo se sienten sus perros e incrementa su conexión“, agregó.

Según reportó Reuters, el collar tiene un promedio de un 90 de precisión reconociendo las emociones que sienten los perros de acuerdo a la Universidad Nacional de Seúl. El mismo comenzó a publicitarse a finales del año pasado por el costo de 99 dólares.