El diputado nacional por Jujuy se abstuvo de votar el proyecto de legalización de la IVE.

Pese a que pasaron ya varios días de una histórica votación en la que la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, continúan las repercusiones por el voto del jujeño Julio Ferreyra.

El ex candidato a gobernador de Jujuy y actual diputado nacional por el peronismo, pronunció un llamativo discurso en el reciento de sesión en donde denunció que no se sentía libre para votar y acusaba a una reconocida periodista de intimidar a él y su hija.

Apuntaba Ferreyra a la panelista de canal 9, Viviana Canosa, quien escrachó al jujeño luego de que decidiera cambiar su voto “celeste” y votar junto a “los verdes” a favor del texto enviado por el Ejecutivo Nacional y con apoyo mayoritario al momento del recuento de votos.

Julio Ferreyra había manifestado públicamente en reiteradas oportunidades su oposición a la legalización del aborto “por atentar contra la vida de un ser vivo”. El legislador se fotografió incluso firmando un documento de compromiso de oposición a la IVE.

Sin embargo, el supuesto cambio de postura final dejó más dudas que certezas. Ferreyra denunció amenazas y estar condicionado para emitir su voto pero no quiso realizar ninguna denuncia cuando se le ofreció hacerlo.

Fue así el único de los diputados nacionales jujeños que no votaron de manera positiva (como Moises o Rizzotti) o negativa (como Monaldi, Martiarena o Burgos). Decidió abstenerse con argumentos que lejos estuvieron de estar a la altura de una votación que requería lo mejor de los representantes de las provincias.