Luego de una larga espera finalmente llegó a Jujuy la tan ansiada lluvia y cayó agua en las Yungas, lugar donde los bomberos combaten hace tiempo los focos de incendios que asedian a la inmensa flora y fauna del lugar.

Sin embargo, y pese a que los registros indican una buena precipitación, continúan aún activas algunas pocas concentraciones de fuego que tienen en vilo principalmente a los vecinos de las localidades de las cercanías del Parque Calilegua y sus alrededores.

La Reserva Natural presenta una de las mayores diversidades de animales y vegetales de toda la Argentina. Cientos de especies (algunas en peligro de extinción) tienen domicilio dentro del Parque. Es por esto que el lugar es objeto de visita de miles de visitantes de todas partes del país.

Los graves incendios desatados no dejan al momento prever el enorme daño causado en el terreno. Algunos lugareños dan cuenta de la presencia de animales por la ruta intentando escapar de las llamas.

Los bomberos continúan trabajando arduamente. La lluvia trajo un poco de alivio a una tarea que todavía no puede concluir.