El gobierno provincial anunció medidas de apoyo económico a las actividades más golpeadas. También creó un ATP provincial y destinarán alimentos a quienes cobran menos de $10.000. 

Frente a todo su gabinete y secundado por los ministros de Gobierno, Ricardo Villada, y el de Economía, Roberto Dib Ashur, el gobernador Gustavo Sáenz anunció cuáles serán las ayudas para los sectores más golpeados en este nuevo Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) que rige para gran parte del territorio provincial. 

En un breve discurso, Sáenz destacó el “sacrificio” que vienen realizando desde el comercio y el turismo, junto a sus empleados y los trabajadores de la cultura. Reconoció que a veces se toman medidas injustas “¿por qué un supermercado sí y un comercio no?”, se preguntó, pero aseguró que todas fueron para disminuir la circulación y que por eso mismo “vimos cómo podíamos acompañarlos para que el Estado les devuelva un poco de todo lo que recibe”.

Antes de dejarles la palabra a Villada y Dib Ashur, anunció que el gobierno provincial destinaría $500 millones para afrontar la medida y que incluía la creación de un ATP local, y adelantó que estaban estudiando la posibilidad de reabrir gimnasios, locales comerciales y gastronómicos a partir del lunes 5 de octubre.

Más adelante el titular de la cartera de gobierno, Ricardo Villada, reconoció que debido a un amesetamiento de los contagios, mantendrán una reunión con los sectores involucrados el jueves y estudiarán la posibilidad de volver a abrir con nuevos protocolos y uso horario, al menos en el departamento Capital y aledaños, así como en General Güemes. 

Las medidas

En cuanto a la Asistencia de emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) provincial, será por única vez por un monto de $6.000 por trabajador de los rubros afectados. Los empleadores deberán acreditar haber accedido a los ATP 5 y ser buenos contribuyentes ante la DGR a diciembre de 2019. Los empleados recibirán el aporte directamente en sus cuentas sueldo. 

A los gimnasios se les harán aportes no reintegrables que van desde $50.000 a $120.000 en función de los metros cuadrados de cada establecimiento. También será por única vez.

Habrá una partida de afectación específica con la integración de un fondo escalonable en SGR (garantía recíproca) para avalar créditos. Se implementará una línea de crédito con descuento de cheques a través del Fondo Provincial de Inversiones. Una línea para capital de trabajo con descuento de cheques a tasa subsidiada (4 cheques a 90, 120, 150 y 180 días)

Dib Ashur informó que sigue vigente la línea a tasa cero para capital de trabajo o activos con topes de $50.000 y $200.000. 

Uno de los sectores más afectados, el cultural, recibirá $30 millones en herramientas para asistir a los trabajadores. Habrá planes de reactivación, sistemas streaming, créditos y asistencia alimentaria. 

Por último, el ministro de Economía explicó que para aquellos trabajadores con remuneraciones de hasta $10.000, se prevé asistencia alimentaria.