Jujuy hasta la fecha lleva la alarmante cifra de 3.635 contagiados, los cuales se expandieron exponencialmente en el lapso de apenas 45 días. Desde el gobierno provincial reconocieron la criticidad del sistema sanitario, y revelaron porcentajes respecto al total de camas, de la Red de Hospitales de Referencia (Pablo Soria, San Roque, Oscar Orias, Arturo Zabala, Materno Infantil, Jorge Uro y Guillermo Paterson), el 93% se encuentra ocupado con pacientes en estado grave, el 70% con pacientes cuya condición es moderada. “Estamos en una situación delicada” expresó el Ministro de Salud, Gustavo Bohuid.

“Seguimos buscando terapistas”, aseguró Gerardo Morales, en el informe N°152 del C.O.E. provincial, ante la necesidad de incrementar el recurso humano para los distintos hospitales, y poder así, contener la escalada de contagios, que preocupa a las autoridades sanitarias de Nación.

Sin embargo, aun ante la gravedad del colapso del sistema de salud y el aumento de casos positivos de covid-19, el gobernador determinó, para las denominadas “zonas amarillas”, la apertura de actividades de tipo 1 y 2, que incluye, a todo el amplio espectro de comercios, como así también profesionales independientes, técnicos, empleadas domésticas, construcción privada, entre otras. Y las actividades del segundo grupo, como gastronómicos con atención al público, oficinas con contactos como peluquerías, centros de bellezas y estéticas. 

En cuanto a la Administración Pública, queda bajo la responsabilidad de cada director, Secretaría y Ministerio disponer las actividades que empezarán a funcionar, desde esta semana.

“Vamos a tener que convivir con el coronavirus” manifestó el gobernador, para justificar las nuevas medidas. “Usen lentes, mascarillas, pónganse doble barbijo”, “no hay otra alternativa”, aseveró.