La semana arrancó con mucho movimiento en las calles céntricas de San Salvador de Jujuy.

Este sábado y domingo en la mayoría de los barrios de la ciudad de San Salvador de Jujuy se evidenció un alto acatamiento de la población a la cuarentena obligatoria impuesta por el gobierno provincial en su vuelta a la Fase 1.

Sin embargo arrancó la semana y la circulación tuvo un giro de 180 grados. Los jujeños decidieron volcarse nuevamente a las calles y en el centro de la ciudad se vivió un clima propio de tiempos en los que el coronavirus dejaba de ser una preocupación y los casos no reportaban más de 10 contagios diarios.

Actividades laborales y deportivas, compras esenciales y no esenciales, paseos y cuestiones varias provocaron un nuevo amontonamiento de personas fundamentalmente en el centro de la ciudad capital de Jujuy.

Los más de 2.300 casos de contagios de coronavirus en Jujuy y las más de 60 personas que perdieron su vida como consecuencia de la enfermedad parece no haber amedrentado a la población.

Pese a que el gobernador Gerardo Morales extendiera la Fase 1 de la cuarentena y pidiera mantener la situación por al menos una semana más, la casi nula presencia de controles policiales y la falta de conciencia social provocaron un nuevo aglutinamiento social del cuál podrán conocerse sus consecuencias recién en unos días más.