Los empresarios expusieron el proyecto exportador ante la Comisión de Agricultura. Rodríguez Saá y De Angeli pidieron “despartidizar” el plan y avanzar “en beneficio del país”.

Los máximos referentes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) presentaron este martes por la mañana vía zoom su proyecto exportador ante la Comisión de Agricultura del Senado de la Nación presidida por el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá.

La exposición principal de la reunión -cubierta por LPO- estuvo a cargo del titular de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), José Martins. “Tenemos que encontrar un marco de estabilidad macroeconómica para poder atraer inversiones”, señaló.

“Apuntamos a terminar con la dicotomía campo versus industria. Para esto buscamos consensos de manera tal de alivianar la grieta que nos divide y trabajar políticas de Estado otorgando un marco de previsibilidad para los próximos 10 años“, indicó.

El presidente de la BCBA empezó su exposición contando las alianzas que fue sellando en las últimas semanas el Consejo Agroindustrial llegando a nuclear actualmente unas 53 entidades y asociaciones representantivas de toda la cadena de valor sectorial.

“En el mundo sobra liquidez. Necesitamos atraerlo con financiación competitiva para los productores. Los consumidores exigen que seamos responsables y respetemos el ambiente. Una buena herramienta es promover las buenas prácticas”, agregó Martins.

El proyecto de Ley que impulsa el Consejo Agroindustrial propone, entre otras cosas, aumentar las exportaciones de 65.000 millones a 100.000 millones de dólares por año creando unos 210.000 empleos directos y alrededor de 700.000 indirectos.

Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), fue uno de los empresarios que tomó la palabra. “Estamos en un momento único. El país no puede demorarse más. Por eso necesitamos darle certezas a este proyecto”, explicó.

En tanto, Rodríguez Saá, que coordinó la reunión que duró una hora y media, también elogió la iniciativa privada. “Es una idea ambiciosa; estamos ante una oportunidad con un objetivo y un camino a transitar vinculado al trabajo y la producción”, afirmó.

“Es bueno exportar trigo. Es mejor exportar trigo y harina. Y es muchísimo mejor exportar trigo, harina, fideos y panificados. Acá no hay ideologías. Es sentido patriótico en beneficio del país“, concluyó Rodríguez Saá tomando el concepto de Cifarelli.

El titular de Confederaciones Rurales (CRA), Jorge Chemes, aseguró que “hay que incrementar la producción de materias primas; sin duda, se va a necesitar más volumen para que la industria pueda procesarlo, incorporar ese valor agregado y exportarlo“.