El Presidente hará el anuncio después de las 17:30. Es con el laboratorio Astra Zeneca. La Argentina cerró un acuerdo con el laboratorio AstraZeneca y la universidad de Oxford para producir en el país la vacuna contra el coronavirus una vez que pase todos los protocolos.

El presidente Alberto Ángel Fernández anuncia este miércoles que Argentina también fabricará la vacuna contra el COVID-19.

Será la misma que la que se está realizando en Oxford, Reino Unido. Y la realizará en conjunto con el laboratorio AstraZeneca, gigante farmacéutico que tiene sede en Londres.

Este anuncio surge un día después de que Rusia anunciara su propia vacuna, que bautizó «Sputnik».

será realizado este miércoles después de las 17:30 horas en la residencia presidencial de Olivos. Alberto Fernández estará acompañado del ministro de Salud Ginés González García.

El anuncio llegará de boca de Alberto Fernández y le da al gobierno un poco de aire luego de los aumentos de casos diarios y muertes que se registraron en las últimas semanas.

Si bien no hay una fecha exacta, se supone que la vacuna desarrollada por la universidad de Oxford y que será producida a nivel mundial por el laboratorio inglés AstraZeneca, estará disponible en enero.

Meses atrás Argentina fue uno de los países elegidos por Pfizer su versión de la vacuna. Los ensayos se llevan a cabo en el Hospital Militar Cosme Argerich.

«La Argentina tiene capacidad para producir vacunas complejas y de hecho desde hace varios años produce vacunas antivirales y vacunas antineumocóquicas»

El 20 de julio pasado la revista médica The Lancet publicó que los ensayos realizados por Oxford habían dado como resultado que la vacuna contra el coronavirus era «segura» y «entrena» el sistema inmunológico.

Según los ensayos divulgados el mes pasado, la vacuna no presentó ningún efecto colateral grave en los 1.077 voluntarios, adultos sanos de entre 18 y 55 años, que produjeron respuestas inmunes de anticuerpos y células T que pueden combatir el virus.

De todas maneras aún falta determinar cuánto tiempo duran los anticuerpos que produce la vacuna.

«La posibilidad de tener una vacuna, incluso que se produzca en nuestro país, nos pone en ventaja con otros lugares del mundo, si las vacunas prueban la efectividad aceptable no tendríamos que esperar a que lleguen al país. Esto nos tiene que dar una inyección de paciencia y de adherencia a las medidas para volver a tener cifras que hagan que no colapse nuestro sistema de salud», dijo sobre la vacuna la epidemióloga Gabriela Piovano.