La escalada en la ola de contagios no da tregua en la provincia de Jujuy.

El Comité Operativo de Emergencias (COE) informó mediante placas gráficas publicadas el día de ayer en las redes oficiales del gobierno provincial, que fueron 56 los testeos que resultaron positivo en la provincia de Jujuy.

Aparece así un día cargado de numerosos nuevos contagios que se suman a los que vienen detectándose a diario, sin dar tregua en las últimas semanas.

Con los números de ayer, la provincia de Jujuy llega a un total de 421 enfermos por COVID-19. A ello se le suma el trágico número de más de una decena de decesos por contagio del virus desde su declaración como pandemia mundial por la OMS y el posterior primer DNU presidencial de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La mayor preocupación está puesta ahora en el sistema de salud y su capacidad para hacer frente a los cientos de pacientes. Hace semanas que los médicos y demás miembros del personal sanitario de la provincia vienen denunciando faltante de elementos necesarios para la protección personal y la atención de los contagiados.

A través de los gremios que nuclean a estos trabajadores, se presentó también a las autoridades provinciales del ministerio de salud un petitorio en el que solicitan la refacción de los centros de atención. Las denuncias por las malas condiciones de los hospitales se viralizan a diario.