Según Yolanda Canchi, secretaria general del gremio, el porcentaje de contagios de profesionales de la salud por COVID-19 alcanza la cifra del 30%.

La provincia de Jujuy está atravesando un complejo panorama social y sanitario por la aparición constante de nuevos casos positivos de coronavirus que se replican día a día en los informes tanto matutinos como los de la tarde/noche del COE. La cifra al día de ayer, evidenciaban un total de xx contagios desde el inicio de la pandemia.

Loa agravantes de la situación provincial pueden resumirse en: falta de profesionales terapistas, baja cantidad de camas disponibles, y personal de primera línea enfermos por COVID-19. Entre estos se destacan tanto los profesionales de la salud como los responsables de las fuerzas de seguridad.

Según la secretaria general del gremio de ATSA, Yolanda Canchi, la cifra de contagios entre el personal de la salud alcanza el 30%, siendo el más alto índice del país. La dirigente desmiente de esta forma la información que tanto el gobernador Gerardo Morales como el resto de su gabinete repiten, y en la que dan cuenta de un porcentaje del 20% de enfermos de coronavirus que son profesionales de la salud.

Hace varias jornadas que los profesionales médicos vienen realizando diversos reclamos en diferentes localidades de Jujuy con el objetivo de obtener respuestas positivas por parte del Ministerio de Salud de la provincia que les garanticen entre otros, el equipamiento adecuado e indispensable para atender a los paciente de coronavirus.

Justamente la falta de provisión de elementos de protección personal es la principal causa de contagio de los trabajadores sanitarios. Si se le suma la poca inversión edilicia en materia de salud, el combo da un panorama desolador.