En la ciudad capital se habilitan comercios y actividades. Para la celebración del “día del padre jujeño”, el día domingo podrán reunirse hasta 10 personas.

La municipalidad de San Salvador de Jujuy, a través el Comité Operativo de Emergencias (COE), decidió, en medio de la confirmación de circulación comunitaria del virus COVID-19 y la exponencial escalada de la curva de contagios, dar lugar a la apertura de comercios y locales gastronómicos a partir de este miércoles 8 y jueves 9 de julio.

Entre las actividades habilitadas el día 8, se encuentran las galerías, el shopping, las peluquerías y los centros de estética y belleza. Un día después, el jueves 9 se podrán abrir al público las puertas de los locales gastronómicos de la ciudad capital.

Si bien y de manera lógica cada nueva apertura deberá estar previamente autorizada por el COE en la medida que sean aprobados sus respectivos protocolos, no deja de sorprender el momento elegido para tal fin.

Por si fuera poco, el gobernador Gerardo Morales informó que este domingo (día en que se celebrará el postergado Día del Padre en la provincia), podrán circular en las denominadas “zonas amarillas” de Jujuy tanto quienes tengan DNI finalizados en pares como impares. Se autorizaron además, para ese mismo día, las reuniones familiares de hasta 10 personas.

Los anuncios llegan en un momentos donde la provincia alcanzó un preocupante promedio de entre 30 y 40 contagios de coronavirus por día. Ayer se confirmó el deceso de otras tres personas por lo que el número de fallecimientos por COVID-19 asciende a 10.