El diputado del PRO ironizó en Twitter sobre el trágico episodio de la capital bonaerense y lo cruzaron hasta en su partido.

Le pasa seguido a Fernando Iglesias: tuitea, o retuitea, la reacción negativa supera a sus habituales seguidores, que son muchos, y explica que no lo interpretaron bien. Que quería decir otra cosa. Que hay que leerlo mejor. 

Este domingo, el periodista Jorge Lanata condecoró al diputado del PRO como “El boludo de la semana” en su programa Periodismo Para Todos (PPT) porque, sin querer o queriendo, reenvió en la red del pajarito un posteo que llamaba a la lucha armada, con una foto de una metralladora y la consigna: “Es hora de guardar las cacerolas”.

Iglesias no ocultó su dolor: “No me molestó ser el boludo de la semana. Me lo tengo merecido por meter mal los dedos. Me molestó que Lanata pusiera en duda que se trató de un error involuntario. Toda una vida repudiando la violencia y los violentos. Fue inmerecido y gratuito. Ya está”.

Pero para ese entonces en twitter habían olvidado su pulsión bélica y comentaban otro posteo, del mismo día, en el que ironizaba sobre la inundación de La Plata de 2013, que 89 víctimas fatales identificadas y miles de viviendas en ruinas. 

“Más nefasto no se consigue. Ojo, que podes ahogarte en tu propia mierda”, le dedicó una usuaria, una de tantas que se indigna con sus frases punzantes, la mayoría para denostar al kirchnerismo, el peronismo, o lo que se le parezca. 

Image

Iglesias suele responder y no fue la excepción. “Como la gente de La Plata en 2013, dice usted?”, contraatacó. Se acumularon respuestas de indignados por su broma de mal gusto y borró rápido el posteo. De todos modos, no estaba solo: ya habían salido en su defensa decenas de cuentas identificadas por el apoyo a Mauricio Macri

En el Congreso hay quienes aseguran que se trata de los trolls que dominaron el ecosistema digital durante el anterior Gobierno y siguen vigentes para sostener a los guardianes de Patricia Bullrich, la presidenta del PRO, jefa y protectora de Iglesias. Algunos fueron identificados por Amnistía Internacional por atacar en forma sistemática a quienes “defienden o denuncian violaciones a los derechos humanos”.

Pero el print con la desafortunada broma del diputado se viralizó y no sólo por kircheneristas. “La falta de respeto de @FerIglesias a la memoria de las 89 víctimas de la inundación de 2013 en #LaPlata no se soluciona borrando un tuit. Por ellos, por sus familiares y por todos los platenses que rechazamos semejante imbecilidad, exigimos una urgente disculpa pública”, posteó Guillermo Bardón, diputado provincial y de La Plata. Integral el bloque Cambio Federal, identificado con Emilio Monzó. 

También salió al cruce Daniel Lipovetzky, otro diputado provincial y del bloque PRO, nacido y criado en la capital bonaerense. “La inundación en nuestra ciudad de La Plata en 2013 fue una terrible tragedia que provocó muertos y pérdidas de pertenencias.Ironizar sobre dicha tragedia es una provocación y ofensa a las víctimas y a todos los platenses. Lo más lamentable, es que viendo quien lo hizo, no me sorprende”, posteó. 

No conforme con sus custodios en twitter, Iglesias aceptó una entrevista con la radio Cielo, de La Plata, para insistir en que no quiso decir lo que dijo. “Si alguien se sintió ofendido, le pido disculpas. Está claro que mi intención no fue ofender a nadie, sino poner en evidencia que todavía describen como una tragedia y no fue una tragedia si no una masacre de Estado, que yo denuncié cinco años antes y que sigo denunciando”.

Pero luego pasó al ataque. “Deberíamos indignarnos por los hechos, porque son los hechos los que fueron terribles y eso fue lo que pasó en La Plata y a mí me pesa, pero no voy a callarme la boca por eso. Al contrario: lo voy a seguir diciendo con la esperanza de que eso ayude a que no vuelva a repetirse y la gente se acuerde de lo que pasó”, advirtió. No volvió a hablar del tema. Todavía.