La conferencia sobre la flexibilización escalonada que realizó el Gobierno en las últimas horas tuvo sus repercusiones en las redes sociales. Del anuncio, esta vez participaron no solo Alberto FernándezAxel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, sino también tres gobernadores de las provincias más afectadas por el coronavirus: Arabela Carreras (Río Negro), Jorge Capitanich (Chaco) y Gerardo Morales (Jujuy).

Al llegar su turno, después de las intervenciones del Presidente, el jefe de gobierno porteño y el gobernador bonaerense, Morales se explayó sobre el impacto de la pandemia en su provincia. En ese sentido, destacó la frontera que separa a La Quiaca (Argentina) de Villazón (Bolivia) como una de las razones principales de la llegada del coronavirus a Jujuy.

“Tuvimos tres meses sin casos”, indicó el gobernador jujeño, en comunicación a través de una videoconferencia. “Primero fueron cinco en marzo y, después, meses para preparar y poner en marcha un plan sostenido en cuatro pilares -explicó-. Nunca pensé que llegaría con la fuerza y la potencia con la que llegó. Estamos en el ojo de la tormenta, en el momento más complicado del brote”.

Morales remarcó la importancia de la responsabilidad socialindividual en estos días. “Planteé el tema de la coca. Pedí a la Justicia y al Congreso que se permita la importación de hojas de coca, porque hay un arraigo con el coqueo con comunidades indígenas y trabajadores del campo y la UOCRA”, sostuvo. “Dos personas cruzaron a comprar a Villazón y entendemos que allí estaría el origen, porque había un brote”, agregó.

A partir de sus declaraciones sobre “la coca”, en las redes surgieron algunos chistes que juegan con la polisemia de sus frases. Por un lado, vincularon las palabras del gobernador con la gaseosa, que suele combinarse con fernet. Por el otro, hicieron chistes respecto de Isabel “la Coca” Sarli.