Ayer los empleados fueron comunicados por parte de la empresa sobre la imposibilidad de continuar sus actividades.

Hace muy pocos días surgió un rumor por el cual la administración de los supermercados Día anunciaría el cierre de sus sucursales en la provincia de Jujuy. El día de ayer jueves, lo que era duda se convirtió en certeza con la decisión de la empresa de cerrar el comercio de la Avenida Fuerza aérea de un barrio de la capital jujeña.

La medida ya empezó a tener sus primeras consecuencias para la clase trabajadora. Son más de 50 los empleados de la sucursal de Alto Comedero que deberán buscarse un nuevo destino en un contexto nacional y provincial sumamente difícil marcado y acentuado por la aparición de la pandemia mundial del coronavirus.

Lamentablemente esta situación tiene hoy el peor desenlace, deja a más gente desocupada. Esta situación ya no se resiste. No hemos tenido el acompañamiento del Ministerio de Trabajo. Esta empresa sin ninguna razón válida decidió cerrar esta sucursal”, dijo el secretario del Centro de Empleados de Comercio, Miguel Mamaní.

Los gremios que nuclean a los trabajadores pidieron audiencias hasta el momento denegadas. Adujeron que no solo los trabajadores de San Salvador de Jujuy quedarán sin empleo sino que caerán en la misma desgracia el personal de los locales de Libertador General San Martín y de Monterrico.

Hasta el momento no hubo un pronunciamiento del gobierno provincial en favor de la conservación de las fuentes de trabajo.