El presidente comentó acerca de un diálogo que tuvo con el gobernador Morales y confirmó la asistencia de Nación.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aprovechó una conferencia en la que anunciaba un ambicioso plan de infraestructura denominado “Argentina Hace” (destinado en esta oportunidad para 19 municipios de seis de las provincias del sur), para hacer específica referencia a la provincia de Jujuy que en los últimos días volvió a Fase 1 a raíz de la propagación de contagios por coronavirus.

El máximo mandatario comentó sobre una conversación que mantuvo con el gobernador jujeño, Gerardo Morales, en la que éste le reconoció que la sucesión de personas contagiadas por COVID-19 tuvo entre sus orígenes, el cruce de personal de seguridad de La Quiaca hacia Villazón para comprar hojas de coca.

El otro día cuando me llamó el gobernador de Jujuy y me contó que dos policías cruzaron la frontera a Bolivia, con el simple objeto de comprar hojas de coca para mascar y sobrellevar las condiciones climáticas; volvieron infectados y terminaron generando un foco de infección enorme que fue creciendo y hoy tiene a Jujuy otra vez en fase 1” fueron las palabras del presidente en referencia a la provincia.

Seguidamente, Fernández llamó a atender la situación de Jujuy. “Hay que ir en socorro de esos jujeños. La Argentina no está dividida en 24 lugares, somos una Argentina y tenemos que lograr el desarrollo de todo el país“.

Las palabras del presidente fueron celebradas por la sociedad jujeña y traen esperanzas en un momento de gran preocupación por el aumento de enfermos por coronavirus en la provincia. Algunos, sin embargo, aprovecharon para remarcar la “confesión” de Morales a Alberto Fernández y destacar la gravedad en la confirmación del irresponsable accionar de la policía.