Se pondrán rápidamente a disposición de los jujeños para colaborar en la atención y seguimiento de los pacientes con COVID-19.

Un contingente de 15 personas voluntarias profesionales de la salud ya se encuentran en la provincia de Jujuy para aportar todos sus conocimientos y acompañar a los trabajadores y las trabajadoras del sector sanitario provincial en medio de la multiplicación de los casos de coronavirus.

El grupo que arribó el día de ayer al aeropuerto internacional Horacio Guzmán, está compuesto por siete médicos, cinco de ellos terapistas, tres kinesiólogos respiratorios y cinco enfermeros que se pondrán rápidamente al servicio y la atención de los paciente de COVID-19.

La ayuda era ampliamente requerida y solicitada por los gremios que nuclean al personal provincial de la salud que hace varios meses vienen reclamando no solo por las precarias condiciones en que a sus representados les toca cumplir sus tareas sino también por la necesidad de contar con más profesionales.

En las últimas semanas los testeos con resultados positivos se incrementaron de manera preocupante y encendieron la alerta en todos los hospitales de Jujuy por la posible saturación del sistema sanitario. Al exponencial aumento de la curva de contagios se le sumó también la de personas que perdieron la vida a causa del virus.

En el día de ayer, el propio presidente Alberto Fernández en una conferencia que encabezó desde Olivos junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y al Jefe de Gobierno la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, puso a Jujuy como uno de los ejemplos en donde la falta de los cuidados extremos y apertura de cuarentena pueden provocar consecuencias dramáticas.