El país limítrofe está sufriendo el desborde de su sistema sanitario por casos de coronavirus.

En los últimos días los casos de personas contagiadas por coronavirus en el vecino país de Bolivia se vienen multiplicando de una manera muy significativa lo que motivó, entre otros, que los hospitales y clínicas bolivianas estén totalmente desbordadas y no puedan dar atención a todos los enfermos.

Según la información brindada por las autoridades sanitarias bolivianas, al menos ya hubo seis personas que murieron en las calles por la falta de atención médica.

La situación en el país plurinacional es realmente preocupante si se tiene en cuenta que en lo que va desde el inicio de la pandemia por la aparición del coronavirus hasta el día de la fecha se registraron allí más de 18.500 casos positivos y acumula unas 611 víctimas fatales de la enfermedad.

El hecho puso en alarma total a las provincias de Jujuy y Salta que tienen una frontera muy endeble de controles respecto del ingreso y egreso de personas de un país al otro. En la actualidad ambas provincias luchan fuertemente por mantener cierto cerrojo en sus territorios a fin de evitar que puedan filtrarse contagiados provenientes de otras localidades, en este caso Bolivia.

Cabe recordar que recientemente la ciudad fronteriza de La Quiaca comunicó mediante su intendente Blas Gallardo, la vuelta a la fase 1 de la cuarentena. Esto fue consecuencia directa del aumento de casos positivos de COVID-19 en la localidad boliviana lindante: Villazón.