Ya fue probado, a modo de ensayo, en una decena de pacientes en grave estado por padecer de coronavirus.

En España, el reconocido Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) realizó con éxito un tratamiento en diez pacientes graves de coronavirus y con enfermedades psicológicas, a los que se les aplicó cuantificadas dosis de litio. Según informara el Chuvi, estas personas presentaron “una mejoría inmediata” y una recuperación del cien por cien.

Dados los expectantes resultados, es que ahora los responsables del exitosos tratamiento solicitan de manera urgente una autorización de la Agencia Española del Medicamento para poder realizar ensayos clínicos más amplios que permitan comprobar definitivamente la eficacia del mineral.

Como la utilización de fármacos en casos como el coronavirus debe previamente certificarse, los expertos escogieron para su seguimiento solo a aquellos pacientes en los que el litio era la prescripción adecuada para sus problemas psiquiátricos.

Fueron 10 personas con cuadros muy graves, que recibían el tratamiento habitual y litio. “Observamos como, tras la primera administración de litio, se redujeron significativamente los parámetros inflamatorios y se potenció la actividad del sistema inmune aumentando el nivel de linfocitos“. Presentaron “una mejoría muy rápida” y se curaron completamente.

Estas conclusiones preliminares han motivado la activación de un proyecto de ensayo clínico más amplio y definitivo que incluirá al resto de pacientes infectados por el virus, no solo a los que presentan alguna patología psiquiátrica.

El litio se emplea desde hace 70 años para distintos síntomas y cuadros mentales, como el trastorno bipolar, depresión resistente, determinados cuadros de irritabilidad y agitación, etcétera. Ahora bien, podría en estos tiempos ser un importante insumo para la recuperación de pacientes que contrajeron el COVID-19.