Algunos diputados del interbloque de Juntos por el Cambio avalaron las sesiones virtuales propuestas por Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.

Cruje la interna y el pase de facturas entre el “ala dura” y el “ala colaboracionista” de Cambiemos luego de que algunos diputados del bloque en la cámara baja de diputados acompañaran expresamente la propuesta de la presidencia para habilitar el tratamiento de proyectos de ley y realizar sesiones online.

Mientras que los más reaccionarios al oficialismo, liderados por el propio ex presidente Mauricio Macri, y que tienen como principal exponente al jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, pretendían rechazar de lleno la realización de sesiones virtuales propuestas por Sergio Massa, otro grupo de legisladores firmaron una misiva acompañando la decisión de sesionar previendo las sesiones remotas.

Este último puñado de diputados que suscribieron el pedido en conjunto con el interbloque del Peronismo Federal liderado por Eduardo “Bali” Bucca, responde en su gran mayoría al ex presidente de la cámara y dirigente político Emilio Monzó y al radicalismo porteño de Emiliano Yacobitti y Carla Carrizo que tienen como principal referente al senador nacional Martín Lousteau. En la carta se avala, entre otros, la posibilidad de sesionar de manera virtual.

Entre los fundamentos del documento se puede leer que, según los que suscriben, se encuentran dadas las condiciones para que este Congreso y esta Cámara funcionen de forma telemática o bien combinada la presencia reducida de legisladores con votación electrónica remota asegurando que se cumplan los recaudos y el procedimiento de deliberación y sanción de leyes impuestos por la Constitución Nacional.

Este distanciamiento de una parte del bloque opositor acompañando el interés del oficialismo despertó la furia de la denominada “ala dura” que pretendía imponer únicamente las sesiones de forma presencial, sea o bien dentro del Congreso o bien por fuera, en algún lugar que permitiera respetar el distanciamiento social dispuesto por el Ministerio de Salud y el comité de expertos en la temática.