El destino está encaprichado con Gimnasia. Ayer, sin jugar bien del todo, fue muy superior a All Boys, pero se tuvo que retirar del “23 de Agosto” masticando bronca. Y con algunos silbidos de fondo.

El empate en cero fue un premio para la visita, que presentó un esquema ultraconservador, pateando una solo vez al arco defendido por Carlos De Giorgi. Y fue un castigo para el dueño de casa, ya que los números no lo favorecen este momento de la Primera Nacional. De los últimos 15 puntos en disputa apenas sumó 3 y de esta manera se aleja de los puestos de vanguardia del Grupo B. La igualdad llegó a cinco fechas sin victorias, tres en casa. Preocupante.

En la soleada tarde ayer, hubo un protagonista excluyente del encuentro que fue el arquero del “albo”, Joaquín Pucheta. En sus manos quedaron las tres chances netas de gol que tuvo el “lobo”. Obviamente fue la figura de la cancha y quien se llevó todos los abrazos de sus compañeros al final del encuentro.

El técnico Marcelo Herrera había decidido mover el tablero para este compromiso, sobre todo en el mediocampo. Con los ingresos de Carabajal y Gallegos buscó más fútbol asociado para no tirar pelotazos a los puntas, donde también incluyó al “Pajarito” Juárez, que demostró capacidad a pura gambeta y velocidad para ser titular.

De entrada, ingresando por atrás, Busse le pegó de volea y obligó a lucirse al “1” del conjunto de Floresta. Luego fue Juárez quien “guapeó” por derecha, cedió la pelota a Córdoba, que eludió a un rival y su tiro cruzado encontró nuevamente la mano de Pucheta. Increíble. Más de un plateísta había gritado el gol.

All Boys estaba conforme con el marcador, defendiendo con mucha gente y jamás pensando en atacar. Parra corrió de un lado para otro sin incidir en ninguna acción, salvo “molestar” a los defensores locales.

En el segundo tiempo, nuevamente el golero de All Boys voló justo ante un centro rasante que esperaba el ingresado Castillejos en plena área chica.

También un cabezazo del “9” fue resuelto por Pucheta, la figura del encuentro y la sombra negra de Gimnasia, que sigue sin poder festejar en casa.

Sin descanso 

Después del pitazo final, el plantel de Gimnasia y Esgrima ingresó al vestuario, se sacaron los botines y se pusieron zapatillas. 

En el campo del “23 de Agosto”, a las órdenes del preparador físico Leandro Calvetti, realizaron trabajos regenerativos. 

Sucede que el “lobo” tendrá una semana corta de entrenamientos habida cuenta que el viernes vía terrestre viajan rumbo a Mendoza para visitar el domingo a Gimnasia.

Se estima que habrá variantes, ya que Gonzalo Castillejos ingreso en el complemento y se lo notó bien físicamente, el delantero venía de una lesión, por lo tanto está en condiciones de ser de la partida. 

Más allá de los cinco partidos sin ganar, el público otra vez dijo presente en el estadio “albiceleste”. 

La única nota “negra” de la jornada fue la pelea entre los propios simpatizantes jujeños en el sector de la tribuna norte que luego de unos minutos tuvo que intervenir la Policía de la provincia, encargada del operativo de seguridad.