La inflación se disparó al 4% en agosto en el territorio nacional tras la fuerte devaluación del peso post PASO, según informó el INDEC este jueves.

De esta manera, el IPC acumuló en los primeros ocho meses del año un 30% (el Poder Ejecutivo proyectaba 23% para todo 2019), mientras que en los últimos 12 meses alcanzó el 54,5%. La inflación venía desacelerándose en los últimos meses: había marcado 2,2% en julio, la marca más baja del año.

Ahondando más el informe de INDEC, los números ubican a la región Noroeste por debajo de la media nacional. Situación contraria a lo que venía aconteciendo los meses anterior.

En el NOA fue de 4,1%.